domingo, 18 de febrero de 2018

La despiadada crueldad del presupuesto de Trump

Resultado de imagen de La despiadada crueldad del presupuesto de Trump

La despiadada crueldad del presupuesto de Trump


El lunes, el presidente Donald Trump presentó su propuesta de presupuesto para el 2019. Siguiendo el camino de su único logro legislativo hasta la fecha —el gran recorte impositivo que favorece a las corporaciones y personas más adineradas—, el presupuesto de Trump pretende recortar o eliminar por completo los programas contra la pobreza que conforman el núcleo de la red de seguridad social de Estados Unidos. 

Estos programas abarcan desde la nutrición infantil, hasta el cuidado de las personas mayores y la capacitación laboral. 

Este presupuesto viola descaradamente una de sus promesas de campaña fundamentales: dejar intactos los programas Medicare, Medicaid y la seguridad social. 

El presupuesto de Trump es un documento de gran inmoralidad, una lista de recortes en el gasto federal que cumple ampliamente con los deseos de la extrema derecha y que podría destruir un siglo de logros legislativos progresistas. 

El Congreso estará en receso durante la semana próxima y los representantes electos que apoyan los crueles proyectos de Trump deberían esperar una ola de oposición: en todo el país se está organizando la resistencia.

“Este es el presupuesto de los hermanos Koch. Es el presupuesto de la clase multimillonaria. Y el pueblo estadounidense lo comprende”. 

Esas son declaraciones del senador independiente de Vermont, Bernie Sanders, quien critica a Charles y David Koch, los hermanos empresarios multimillonarios que han invertido cientos de millones de dólares en las elecciones de Estados Unidos para propagar su agenda de extrema derecha. 

Sanders continuó: “Este es un presupuesto que hará más difícil que nuestros hijos obtengan una educación decente, que las familias trabajadoras obtengan la atención médica que realmente necesitan, que podamos proteger el aire que respiramos y el agua que bebemos, y que los ancianos vivan sus años de jubilación con dignidad y respeto. 

Este no es un presupuesto que ataque a la clase dirigente política, como Donald Trump prometió cuando era candidato. Este es un presupuesto de la clase dirigente política. 

Es el principio de Robin Hood a la inversa: es un presupuesto que le quita a los pobres para darles a los adinerados”. 

En una metáfora deportiva, la congresista de Seattle Pramila Jayapal lo llama “el presupuesto ‘tres strikes y afuera’”, haciendo referencia al béisbol, el popular deporte estadounidense. 

Estas son las declaraciones de Pramila Jayapal, importante miembro del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes y vicepresidenta del Bloque Progresista del Congreso: “El strike uno fue transferir 1,3 billones de dólares de los trabajadores y los pobres a los más ricos mediante de la estafa impositiva del Partido Republicano. 

Cabe destacar que, con este presupuesto, finalmente están diciendo que esos recortes impositivos promovidos por el Partido Republicano no se pagan por sí mismos, porque están proyectando estos enormes déficits que son consecuencia de los recortes impositivos. 

El strike dos es que básicamente van a inflar el déficit; siete billones en 10 años, un billón solo el año próximo. 

Y el strike tres es recortar todos los programas que permiten a las personas vivir con algo de dignidad, una pizca de esperanza, una mínima oportunidad”. 

El presupuesto federal es un documento gigante, que representa un gasto de 4,4 billones de dólares en solo un año. 

Los republicanos han mantenido durante mucho tiempo el recorte presupuestario y la eliminación del déficit fiscal como su razón de ser. 

Ahora, con la Casa Blanca y las dos cámaras del Congreso bajo control republicano, aparentemente han abandonado sus principios. 

Una ley de gastos aprobada con apoyo bipartidario el pasado 9 de febrero, para evitar la paralización de los servicios de gobierno, aumentó el gasto militar, lo cual era prioridad de Trump; así como el gasto en programas nacionales, algo que buscaban los demócratas. 

También aumentó los límites federales de endeudamiento y de gasto. 

Sin embargo, este acuerdo no obliga al gobierno a gastar los fondos según lo acordado. El diablo se esconde en los detalles, como dice el refrán anglosajón, y es en las leyes de asignación presupuestaria y otros proyectos de ley de gran envergadura, como la inminente ley agrícola, donde se ultiman esos detalles. 

Nuevamente, la congresista Pramila Jayapal se expresa sobre el tema en una entrevista para Democracy Now!: “Tomemos de ejemplo el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria, o SNAP . 

Están proponiendo un recorte de 213.000 millones de dólares en este programa, [por lo que] la gente tendrá que trabajar para obtener estos beneficios. 

Y recordemos que las tres cuartas partes de los beneficiarios del SNAP son personas mayores, personas con discapacidades y familias con niños, y que el beneficio promedio por persona y por comida que obtiene la gente a través del SNAP es de un dólar con 40 centavos”. 

Se proponen otros cambios similares que reducirían la financiación de Medicaid, el Seguro por Incapacidad del Seguro Social ( SSDI , por su sigla en inglés) y la asistencia para la vivienda, así como incluir requisitos de trabajo onerosos a los beneficiarios, pese a la evidencia de que estos receptores con frecuencia no tienen posibilidad de trabajar. 

Varios analistas del entorno político de Washington D.C. admiten que el presupuesto de Trump tiene muy pocas posibilidades de ser aprobado. 

Pero, por supuesto, estas son las mismas personas que aseguraron que Trump no tenía ninguna posibilidad de resultar electo. Este presupuesto transmite la visión que tienen del país el presidente y el Partido Republicano. 

Este presupuesto señala un futuro oscuro, despiadado y cruel, que exacerba la pobreza, la desigualdad y el sufrimiento. Es un presupuesto que el pueblo estadounidense no puede pagar. 
© 2018 Amy Goodman 

Traducción al español del texto en inglés: Inés Coira. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org 

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. 

Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur. 

George Soros, el multimillonario anti Brexit al que odian Donald Trump y Vladimir Putin

Resultado de imagen de George Soros, el multimillonario anti Brexit al que odian Donald Trump y Vladimir Putin

George Soros, el multimillonario anti Brexit al que odian Donald Trump y Vladimir Putin


“Ganar mucho dinero no es difícil. Lo realmente complejo es intentar cambiar el mundo”. 
El multimillonario George Soros (Budapest, 1930) ha amasado una inmensa fortuna gracias a la especulación financiera, aunque su sueño siempre ha sido encontrar un principio filosófico o económico para mejorar la sociedad. Europeísta y antinacionalista convencido, su última campaña polémica es contra el Brexit
La Rusia de Putin le parece un Estado mafioso, a lo que aspira Trump en EEUU, donde el sistema vencerá la prueba. 
Es la personalidad viva que cuenta con mayor número de enemigos poderosos.
Ese odio hacia Soros, de origen judío, que alimentan desde el líder ruso, Vladimir Putin, hasta el primer ministro húngaro, Viktor Orban, que en su día se benefició de una beca de la fundación del magnate para ir a Oxford, o el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no se debe a su abultada cartera de inversiones.
Soros es uno de los gestores de fondos que más éxito ha tenido en la historia. “Cuanto más tensa es una situación, menos se necesita para revertirla y mayor es el potencial de ganancias”, es uno de sus lemas en el mundo de las finanzas. 
Entre 1970 y 1980 logró unos beneficios de un 3.365%. Su fortuna actual se estima en 23.000 millones de dólares, la vigésima en EEUU, según Forbes.
La animadversión que le profesan muchos dirigentes en el mundo, tanto en la vieja derecha como en la vieja izquierda, tiene que ver con lo que hace con su dinero. 
Admirador del filósofo vienés Karl Popper, que le dio clases en la London School of Economics, Soros es un filántropo muy activo, un defensor de la llamada “sociedad abierta”, la democracia liberal, con sus incertidumbres, (donde la libertad individual es prioritaria y se desarrolla gracias a la educación). 
Así creó la Open Society Foundation en honor a La sociedad abierta y sus enemigos, obra de su maestro Popper. Empezó con ayudas a estudiantes negros en Sudáfrica en 1979.
En su última acción de impacto público Soros ha donado 500.000 libras aBest for Britain, una plataforma que pretende concienciar a un número relevante de diputados del grave error del Brexit para revertir el proceso. 
Primero dio 400.000 y elevó la suma al ver la reacción en la prensa conservadora británica. 
“Soy un orgulloso defensor de Best for Britain, un grupo que quiere que el Reino Unido siga siendo miembro de la Unión Europea. El Brexit es un grave error”, ha declarado el magnate, que vive en EEUU y se declara anglófilo.
En su justificación en el Daily Mail, Soros señala que se siente con todo el derecho a apoyar la campaña, como hacen otros como Murdoch en contra, y que su vida, y sobre todo cómo logró sobrevivir al nazismo, le ha enseñado “qué tipo de régimen político prevalece”.
El ex líder del UKIP, el nacionalista Nigel Farage, le acusó en la cadenaFox de “querer destruir los Estados nacionales” y pretender “inundar Europa de refugiados”. 
Recordó Farage cómo Soros es conocido como “el hombre que hundió el Banco de Inglaterra” al sacar partido de la devaluación de la libra esterlina y ganar 1.000 millones en el llamado miércoles negro en 1992.
En el Reino Unido ha actuado entre las bambalinas mediáticas durante años el magnate australiano, Rupert Murdoch
Su prensa afín, especialmente el popular The Sun y también The Times, aplaudieron elBrexit y mucho antes fomentaron el miedo al extranjero. Murdoch, que presumía de tener gran ascendencia sobre Trump, sería la antítesis de Soros. Coinciden en que quieren cambiar el mundo. No en la misma dirección.
También le acusa el primer ministro húngaro, Viktor Orban, de querer llenar el país de refugiados y con dinero público ha articulado una campaña contra el magnate, su fundación y las organizaciones que apoya llamada Stop Soros
Aún así todavía pueden trabajar en Hungría. Tienen prohibido, como “organización indeseable”, hacerlo en Rusia desde 2015. Tampoco en Uzbekistán, China, Egipto o Irán. Nunca han podido acceder a Arabia Saudí o Turkmenistán.
Nuestra filosofía es que los derechos humanos y las libertades básicas son universales. Defenderlas es legal y legítimo”, dice Vaquer de Open Society
“La filantropía dedicada a derechos humanos, libertades y práctica democrática, suele criticarse como injerencia desde fuera. Nuestra filosofía es que los derechos humanos y las libertades básicas son universales. 
Defenderlas es legal y legítimo. Es nuestro compromiso”, señala Jordi Vaquer, director para Europa de Open Society Foundations, con sede en Barcelona.
Según Vaquer, “la figura de Soros resulta un buen señuelo para activar a algunos grupos agresivos en redes sociales, desde antisemitas, a extremistas de izquierda y también de derecha, o amantes de conspiraciones. Y por supuesto los medios rusos o controlados por el Kremlin”. Reconoce que son “incómodos para los que quieren menos pluralismo, más nacionalismo, menos derechos de las minorías, menos libertades, es decir, sociedades cerradas”, añade el responsable de la organización en Europa.
En España les han asociado con los independentistas catalanes, si bien Soros no ha hecho declaraciones públicas sobre la cuestión. 
Lo hizo en contra del separatismo escocés, por ejemplo. 
La acusación se basaba en un foro sobre populismo en Europa que financió Open Society en colaboración con diplocat (el servicio diplomático de la anterior Generalitat), antes de que estallara el desafío independentista.
A su vez, la fundación Open Society encargó una consultoría sobre cómo se veía el conflicto de Ucrania en España, al igual que en otros países, y salió a la luz cuando unos hackers rusos difundieron material de la organización. 
Según fuentes de Inteligencia, la actividad de estos hackers estaría monitorizada, o quizá incluso controlada por el Kremlin. 
El informe sobre este ataque forma parte de la investigación en curso en EEUU sobre la interferencia rusa en las últimas elecciones presidenciales.
Medios rusos como RT y Sputnik interpretaron este panorama sobre cómo veían la situación los diferentes actores como un intento de hacer listas negras de creadores de opinión prorrusos.
Los enemigos de Soros en España van desde el líder de Vox, Santiago Abascal, que le califica como “lo peor” por sus programas de apoyo a la llegada de refugiados a Europa, hasta el eurodiputado, antes de IU, Javier Couso, que considera ese informe sobre la cobertura de Ucrania “una amenaza a la libertad de expresión” y una “muestra de injerencia”.
En el caso del Brexit, el investigador del Real Instituto Elcano, Salvador Llaudes, duda de que iniciativas como la de Soros tengan éxito. “Incluso puede azuzar el debate de los partidarios de un Brexit duro o inminente. De momento no plantean una batalla muy fuerte porque saben de la debilidad de May y así no pierde más poder de negociación”, señala.
Llaudes confirma cómo Soros “tiene tanto dinero como enemigos, sobre todo en Europa del Este, en Hungría y Serbia. Le ven como un agente externo que se inmiscuye en política. Es un firme partidario de la democracia liberal”.
Otro punto de vista es el del experto en geopolítica Pedro Baños, autor deAsí se domina el mundo, que ve a George Soros como “un manipulador” a escala global. 
Según ha declarado Baños en diversas entrevistas y expone en el libro, “Soros a través de sus fundaciones intenta condicionar nuestra forma de vida hacia un camino liberal, un modelo que se opone al mundo conservador o neoconservador, representado por Trump y también por Putin”. 
Baños cree, por ejemplo, que estaba detrás del Maidán y que así lo demuestran las filtraciones sobre las actividades de su fundación.
Soros no puede ganar elecciones nacionales por lo que promueve sus ideas por otros medios”, dice Eli Hazan
En palabras de Eli Hazan, director de relaciones exteriores del Likud israelí, en el Financial Times,“Soros no puede ganar en elecciones nacionales por lo que promueve sus ideas por otros medios”. Quienes así piensan le ven detrás de todas las revoluciones liberales en el globo, desde las primaveras árabes al Maidán pasando por los Balcanes o Asia Central.
En 2017 anunció que transfería la mayor parte de su fortuna, unos 18.000 millones de dólares, a Open Society Foundations, que cuenta con un presupuesto de 1.000 millones anuales aproximadamente y actúa en 140 países. Con estos ingresos se convierte en la segunda fundación dedicada a fines sociales del mundo, después de la creada por Bill y Melinda Gates.
Soros expuso en la reciente conferencia de Davos cuál era su visión del mundo actual. Habló de cómo la ideología predominante es “el nacionalismo” y de cómo “la sociedad abierta está en peligro también en Estados Unidos y en Europa”. Según Soros, “vivimos un momento doloroso, de crisis, donde varias formas de dictadura y estados mafiosos se abren paso. 
En EEUU, el presidente Trump ha querido establecer un estado mafioso, pero no puede porque la Constitución, y otras instituciones, así como una vibrante sociedad civil, se lo impiden”.
Lo más alarmante en el horizonte es la alianza entre Estados autoritarios y los monopolios de Internet”
Alertó también de lo que denominó “otro problema global”, el auge del comportamiento como monopolios de los gigantes de Internet como Facebook y Google. “Lo más alarmante en el horizonte es la alianza entre estados autoritarios y estos monopolios de internet que podría dar lugar a sistemas de vigilancia de un control totalitario que ni siquiera soñó George Orwell”, dijo Soros, que a sus 87 años ha dejado más de lado su faceta de inversor para dedicarse a su filantropía activista.

Apetito por el riesgo

Su vida se edifica ladrillo a ladrillo sobre el incierto pilar del riesgo, asociado al principio a su origen judío. “No nos sometimos a nuestro destino. Resistimos y ayudamos a otros. Un desastre de proporciones impensables se convirtió en una aventura excitante. Así surge mi apetito por el riesgo”, decía en un artículo en The New York Review of Books en 2011.
Su progenitor escapó de Siberia de un campo de concentración en la Primera Guerra Mundial. Nacido Dzjchdzhe Shorash en 1930, se libró del exterminio nazi porque su padre le hizo pasar por católico, adoptado por un funcionario húngaro. Tvadar Soros facilitó identidades falsas a su familia y otros judíos. 
George Soros sobrevivió a los primeros años del comunismo y en 1947 emprende camino a Londres.
Asiste a las clases de Popper en la London School of Economics, que en aquellos tiempos se refería al “charlatán nacionalista” de Hegel, y exponía su teoría de la incertidumbre de la sociedad abierta, un concepto que completa cómo entiende la vida.
En Londres se gana la vida como puede, bedel en una estación ferroviaria, camarero en un club nocturno, comerciante de productos de piel, y solicita empleo al terminar los estudios en todos los bancos de la ciudad. Sólo le contesta uno, Singer and Friedland, cuyo dueño era húngaro. 
De su época británica le queda su pasión por el tenis, que suele practicar siempre que puede, subiendo a la red y en posición de ataque. Siempre usa bolas nuevas y las deja en la pista.
Aprende los rudimentos del oficio en la City para dar el salto a Wall Street en 1956. Después de trabajar en banca 13 años, se lanza a fundar el Quantum Fund en 1969 con Jim Rogers, base de Soros Fund Management. 
Consigue una rentabilidad espectacular y operaciones como la del Banco de Inglaterra en 1992, pero también pierde 300 millones en el crack de 1987, por ejemplo.
El nombre de Quantum hace referencia al principio de incertidumbre de Heisenberg, que señala que no es posible predecir el comportamiento de partículas subatómicas en mecánica cuántica. Es lo que Popper aplica a la sociedad. 
Y Soros a las inversiones: prueba y error, para desde el error aprender del sistema y mejorar. 
En su vida privada, de la que intenta ser celoso guardián, se ha casado tres veces, la última en 2013, con una instructora de yoga 40 años más joven, y tiene cinco hijos.
“Su filantropía se basa en la aguda conciencia de que las personas nos equivocamos. Vivimos en sistemas susceptibles de mejora. Ha hecho una fortuna dándose cuenta de los fallos del sistema. Como no somos perfectos hemos de vivir en sociedades abiertas para mejorarlas. Cree en la falibilidad humana”, señala Vaquer, de Open Society en Barcelona.
He de mantener distancia de la política interna de los países donde tenemos fundaciones”, admite George Soros
Reconoce Soros haberse equivocado al confiar, por ejemplo, en el líder georgiano, Mijail Saakashvili, que acabó siendo objeto de investigación criminal y poco comprometido con los valores de la sociedad abierta. 
Confesaba el magnate en un artículo en FT que aprendió la lección. “He de mantener distancia de la política interna de los países donde tenemos fundaciones”, afirma. 
Sobre el Maidán, la revolución de 2014 en Ucrania contra el poder prorruso, aseguraba: 
“No estuvimos involucrados en la lucha real, porque va contra nuestros principios, pero apoyamos a los combatientes”.
El nuevo presidente de Open Society Foundation, Patrick Gaspard, que fue director de política de la Casa Blanca con el presidente Obama, afirma que hay procedimientos para garantizar la independencia de las organizaciones a las que ofrecen apoyo, aunque considera inevitables los errores políticos pues actúan en 140 países.
En 36 años  se han destinado 14.000 millones de dólares fundamentalmente a programas educativos y sanitarios. 
En los 90 se volcaron con la reconstrucción de los Balcanes, con ayudas millonarias a restablecer el agua y la luz en Sarajevo, por ejemplo. 
Ahora prestan asistencia a colectivos marginales, desde gitanos, a refugiados, LGTB, y también se centran en la defensa de la libertad de prensa, asociación y la lucha contra la corrupción. 
En 2018 el presupuesto global es de algo más de 1.000 millones de dólares.
En su libro La Alquimia de las Finanzas, publicado en 1987, reconoce
“Siempre he albergado una visión exagerada de mi propia importancia. Para decirlo claramente, me imaginaba como una especie de dios o un reformista económico como Keynes, o incluso mejor, como Einstein. Mi sentido de la realidad me hizo ver que estas expectativas eran excesivas, y las guardé ocultas como un secreto. 
Durante mi vida adulta esto era una fuente de infelicidad. 
A medida que he ido haciéndome camino en el mundo, la realidad se ido acercando a mi fantasía lo suficiente como para permitirme admitir mi secreto, al menos reconocérmelo a mí mismo. Ahora me siento más feliz”.
Si maneja una agenda oculta y mueve los hilos de un mundo a la deriva, o es ese Einstein soñado con vocación de Robin Hood, nos lo dirá la Historia.

El Fascismo y el Evangelismo van de la mano en Latinoamérica

El fascismo y el evangelismo van de la mano en Latinoamérica



En el diario “El País” de Costa RicaAlfonso J. Palacios Echeverríapublica un interesante artículo (*) sobre el triunfo de un partido evangelista en las últimas elecciones, que es una oportunidad para volver a analizar las relaciones entre el fascismo (al que califica como “ultraderecha”) y la religión, en este caso, la evangélica en cualquier contexto internacional y, en particular, en Latinoamérica.

En Brasil, los diputados del Frente Parlamentario Evangélico propusieron una ley para otorgar a las iglesias la autoridad de cuestionar las decisiones del Tribunal Supremo, hasta poder declararlas “inconstitucionales”.

En Colombia, los evangelistas son una fuente de poder político para el fascismo.

Los dirigentes evangélicos coinciden con los fascistas en campañas contra ciertos grupos sociales creando conflictos artificiales con los valores patriarcales, familiares, machistas y los del colectivo LGTBI.

No obstante, lo mismo que en España, este tipo de ofensivas -católicas o evangelistas- son una mera coartada ideológica para imponer otro tipo de políticas reaccionarias, alineadas con el imperialismo estadounidense en todos los terrenos.

En Costa Rica los votantes evangélicos suponen un 15 por ciento aproximadamente del censo electoral, aunque obtuvieron un 25 por ciento de los votos en las pasadas elecciones.

Aunque no representan una mayoría significativa de la totalidad, si se mantiene el nivel de abstención en la segunda vuelta, o aumenta, el riesgo de que una minoría religiosa se haga con el gobierno, traería consecuencias desastrosas para Costa Rica, escribe Palacios Echevarría.

La financiación les ha permitido crear un gran emporio mediático que alcanza a toda Latinoamérica.

Según el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, los predicadores evangelistas explotan políticamente su fuerza mediática gracias a sus propias emisoras, canales de televisión y redes sociales, operando con ventaja respecto a los demás candidatos políticos.

El dominio mediático dota a los evangelistas del marca sesgo demagógico y populachero de su programa y sus discursos, que son un canto al neoliberalismo, a la sociedad de consumo “made in USA”.

Los evangelistas están cada vez más presentes en la vida política de América Latina.

En países como Costa Rica, República Dominicana, Perú y México han organizado marchas en contra del movimiento LGBT.

En Colombia, donde representa el 20 por ciento de la población, los evangelistas, asociados con el ex presidente Álvaro Uribe, tuvieron un rol fundamental en la derrota del plebiscito de 2016 para ratificar el Acuerdo de Paz, debido a que implementaba los derechos de la mujer y del colectivo LGBT.


En Guatemala, donde el evangelismo prácticamente ha alcanzado al catolicismo, el gobierno está encabezado por Jimmy Morales, unhumorista y teólogo evangelista, que en sus discursos exhibe aires de predicador.

La asociación entre religión y política no es cosa nueva, y menos en América Latina.

La religión católica siempre ha estado presente a través de la democracia cristiana y de los partidos conservadores más reaccionarios, que en algunos países llegó a la presidencia.

A partir del Concilio Vaticano II, el movimiento de la Teología de la Liberación tuvo una gran influencia entre los grupos reformistas latinoamericanos.

En la actualidad, el catolicismo sigue presente pero ya no es monopólico.

Ha ido cediendo terreno durante las últimas décadas frente al evangelismo, que es practicado por casi el 20 por ciento de la población de América Latina y en algunos países centroamericanos está cerca de alcanzar a la mitad de la población.

Además, los evangelistas han penetrado en el lumpen y los sectores más empobrecidos y marginados de la sociedad para ponerlos al servicio de una reacción de la peor especie.

No es de extrañar que en Costa Rica relacionan al evangelismo con el fascismo y la reacción, dice Palacios Echeverría.


https://movimientopoliticoderesistencia.blogspot.com/2018/02/el-fascismo-y-el-evangelismo-van-de-la.html

Fundador de El Evangelio Cambia anunciará su candidatura a elecciones presidenciales

Javier Bertucci, fundador de la organización El Evangelio Cambia y mensajero de la iglesia Maranatha, anunciará –oficialmente- este domingo su candidatura a las elecciones presidenciales del 22 de abril.
El evento tendrá lugar desde las 9:00 de la mañana en las instalaciones de esta congregación, ubicada en las adyacencias del Big Low Center, reseñan medios locales.
De acuerdo a la información, a la actividad fueron invitados pastores de diversas regiones del país, quienes han manifestado su apoyo al aspirante presidencial.
Hasta ahora, Bertucci no ha precisado sobre la organización política que lo respaldará en el tarjetón electoral.

Sigue el escándalo con Los Papeles de Panamá

El pastor Javier Bertucci de "El Evangelio Cambia" también aparece reseñado en Panamá Papers


EL PASTOR BERTUCCI APARECE EN LOS PAPELES DE PANAMÁ

Credito: Web


Abril 06 de 2016.-La investigación periodística conocida como Panamá Papers (Papeles de Panamá) no deja de sorprender a la opinión pública nacional e internacional. Al grupo de empresarios, políticos y artistas de diferentes nacionalidades se suma el pastor Javier Bertucci, nacido en un hogar humilde en Guanare (Portuguesa), máximo líder de la iglesia Maranatha y fundador de la Asociación Civil El Evangelio Cambia.

El controversial religioso también quiso tener cuentas en paraísos fiscales, informó la periodista Katherine Pennacchio en la investigación divulgada este domingo por diferentes portales venezolanos.

Bertucci no solo tiene habilidades con la palabra –para predicar- sino para los negocios. Fue imputado por contrabandear con Diesel- según precisa el propio Tribunal Supremo de Justicia- y está al frente de empresas dedicadas a la construcción y venta de diferentes bienes.

Bertucci contactó al bufete panameño Mossack Fonseca para la conformación de una empresa valorada en unos 5 millones de dólares. Desiré Obadia, quien fungió de intermediaria con Mossack Fosseca, negó que la transacción llegara a concretarse.

Además de poseer una compañía dedicada a los servicios médicos, Bertucci también es importador. Se ha encargado de distribuir mercancía proveniente de Estados Unidos hacia Venezuela. Su conglomerado empresarial también atiende las necesidades de su iglesia y asociación.

En julio de 2010 fue apresado por la causa que se le seguía. En diciembre de ese mismo año se le dictó una medida de presentación, a la postre, con una prohibición de salida del país. Al conocer la decisión, le agradeció a Dios y aseveró que era perseguido “por los enemigos de Dios”.

Con dos programas televisivos en canales de señal abierta, Bertucci es una figura controversial. Logra mezclar el credo con los negocios, iniciativa que ha arrojado frutos a su patrimonio.

La perniciosidad de los evangélicos pentecostales de derecha en Guatemala



Lo hecho por Jimmy Morales con respecto a su disposición de trasladar la embajada de Guatemala a Jerusalén responde a ese viejo esquema de dominación pentecostal-capitalista, que más que espiritual, fueron los atisbos, el comienzo de lo que se venía para este país tan atormentado por locos y fanáticos de todo tipo.

Los mandamientos evangélicos de “Id por el mundo y predicad el evangelio” nunca fueron tan tergiversados por las políticas coyunturales como en Guatemala, no obstante, esto ocurrió en toda América Latina, donde las emergentes burguesías liberales, como nueva clase dirigente, se consolidaron durante la segunda mitad del siglo XX.

Era una especie de ideario capitalista en cierne, con una gran afectación desde su nacimiento: la dependencia de las potencias capitalistas, como Inglaterra y luego, o casi al mismo tiempo, los Estados Unidos. No hubo aportes progresivos de las clases conservadoras latinoamericanas en el proceso general de las relaciones capitalistas de producción.

Aquí se dieron los pie juntillas, tanto para las derechas como con los comunistas nacionales, desprolijos de análisis propio, carencia introspectiva que por cierto se reflejaba en su lenguaje marxista, ritual-stalinista y su incondicionalidad a los jefes del partido, independiente de que fueran hombres honrados o malvados de espanto. 

La liberación de ese corsé ideológico tuvo lugar con iniciativas revolucionarias diferentes como las del Ejército Guerrillero de los Pobres, EGP, y la Organización Revolucionaria del Pueblo en Armas, ORPA. 

Los evangélicos, en otra esfera de la realidad, su realidad y verdad; son instrumentos efectivos de la dominación imperialista, nunca pudieron liberarse del pentecostalismo irracional.

Fueron los evangélicos invitados en el siglo pasado, en la década de los años 80, para asentarse como competidores ideológicos de la Iglesia Católica, a la sazón, dominadora y controladora no solo de esa forma de conciencia social entre los ciudadanos, sino también de la vida civil (la preeminencia del enlace religioso, por ejemplo, por encima de la figura del derecho civil como el matrimonio) y con gran presencia el catolicismo en la vida económica nacional, en su condición de prestadores de servicios y propietarios de bienes inmuebles urbanos y rurales y unidades agrícolas productivas, cuya voracidad les valió la confiscación de la Revolución Liberal.

Los “invitados” por Justo Rufino Barrios para hacer la competencia a la Iglesia Católica, bajo la figura legal de la libertad de cultos, fue muy tomada en cuenta por los evangélicos que, ni lerdos ni perezosos, hicieron lo mismo que la burguesía católica: adquirir propiedades urbanas para sus templos y crear una amplia clientela con la aplicación inflexible y militante del diezmo, pero sobre todo, con una identificación ideológica extraterritorial: los Estados Unidos, donde las iglesias evangélicas y sus dirigentes impulsaron muy en serio la Misión Centroamericana, como todavía se le conoce a este tipo de iglesias evangélicas, las cuales se dispersaron por municipios y cabeceras departamentales con “misioneros”, todos ellos gringos.

Los guatemaltecos disfrutaban de este tipo de democracia burguesa competitiva y caían sin poder hacer nada al respecto, con ese cambio de fe; “de las brasas a las llamas”, de los brazos ásperos de Belcebú para caer en los brazos de Baal, El Señor de las Moscas, deidad por cierto de los palestinos, que competía con el hebreo Belcebú o Asmodeo, Señor de la Lujuria, y a quien culpaban los hebreos de las calenturas del rey Salomón.

Estas iglesias evangélicas se asentaron sin ninguna timidez en todo el territorio nacional para coadyuvar a los típicos procesos de conquista: 

Justo Rufino Barrios venció a pura bala a los conservadores (conquista militar), confiscó bienes inmuebles urbanos y rurales y dinero en efectivo (conquista económica) e introdujo sectas evangélicas pentecostales ayudado por los Estados Unidos para no matar, pero si atarantar a millones de guatemaltecos desde entonces hasta en la actualidad (conquista ideológica).

Lo hecho, pues, por Jimmy Morales con respecto a su disposición de trasladar la embajada de Guatemala a Jerusalén responde a ese viejo esquema de dominación pentecostal-capitalista, que más que espiritual, fueron los atisbos, el comienzo de lo que se venía para este país tan atormentado por locos y fanáticos de todo tipo.

Cristo sigue siendo la buena excusa y los evangelios la fundamentación de principios para cualquier acción vil. Las causas de la injusticia nunca podrán ser evangélicas o cristianas, porque el evangelio es una revelación filosófica de amor tan alta, como las revelaciones místicas de la música de Bach o Beethoven.

No es posible ser civilizado y adherirnos descaradamente a la arbitrariedad que se comete contra los palestinos y tomarlo como el cumplimiento de las antiguas profecías del Pentateuco.

Se me hace que en esas decisiones no está la mano divina, si no los cascos gafos de Belecebú y Asmodeo, dos diablos cabrones que tienen dominado a Jimmy Morales y a sus seguidores y le canta el viejo corito: “El hombre que se emborracha por el poder y el dinero, Satanás lo zarandea”…

http://lacunadelsol-indigo.blogspot.com/2017/12/la-perniciosidad-de-los-evangelicos.html

Explotación laboral, el auténtico motor de la economía española

Resultado de imagen de Explotación laboral, el auténtico motor de la economía española

Explotación laboral, el auténtico motor de la economía española


Una empleada se esconde detrás de una palmera para encender un cigarrillo que le rebaje el estrés que le genera llevar ya ocho horas trabajando, cuando son las cinco de la tarde, y saber que aún ni ha cumplido con la mitad de su jornada laboral. 
No piensa en lo que ganará el dueño gracias a su trabajo y a su tiempo. Tiempo de su juventud que le está robando. 
No recapacita sobre el daño que le supone no cotizar lo que debería por su esfuerzo. 
No considera la posibilidad de ponerse de acuerdo con los demás y denunciar lo que allí ocurre. 
Esa costumbre nunca fue tal en la hostelería. Aquí, al patrón no le dan plomo por no soltar la plata.
“Es lo único que hay, no me engañaron cuando entré aquí, sabía que iba a pegar muchas horas, pero necesito dinero mientras estudio. Mi única motivación es pensar que algún día tendré algo mejor y me podré ir de aquí”
Parece llevar razón al asegurar que “es lo único que hay”, pues la venta, donde se celebran dos festines diferentes que albergan a 150 personas para el almuerzo y 300 para la cena, está envuelta por un paisaje seco y árido donde no se atisba ni una sola plantación agrícola.
Otro empleado se acerca. Le pide fuego para encender su cigarrillo. Más contento. Comenta que este es el tercer fin de semana que va allí a trabajar y argumenta que, aunque trabaje tantas horas, al final del día el sueldo es alto y que también es bueno estar ocupado, así no tiene tanto tiempo para gastar. Curioso, te mean en la cara y piensas que es agua bendita.
Es domingo, pero el sol, al igual que ellos, trabaja a pleno rendimiento. Sus rayos quedan atrapados en su vestimenta negra. María: “Ni se te ocurra venir a trabajar de otra manera, aquí protocolo, protocolo y más protocolo. 
El servicio tiene que ser excelente y hay que venir de negro. Ahora estoy bien, pero en verano, cuando me toca estar en la terraza con la casaca puesta…puf”.
La chica, consume rápidamente su cigarrillo de Chesterfield, comprado esa misma mañana a las 8:50 cuando llegó a la venta, al precio de una hora y media de trabajo. 
Lo aplasta contra el suelo. Se lo guarda en un bolsillo para no dejar rastro y vuelve dentro del salón de eventos.
Maratón laboral
Los sábados por la noche, cuando vuelve a mirar el móvil veinte horas después – esta es otra ventaja del empleo, te quita la adicción al Smartphone – María le dice a su novio: “nene ya he terminado”. Luego se dirige al apartado de los anticuados SMS, dónde le espera en la bandeja de entrada un mensaje de la seguridad social que le avisa de su alta laboral. 
El domingo se repite el mismo proceso, pero para avisarle de la baja. Ambos acaban directos en la papelera del teléfono. “Cotizo cuatro horas al día, vaya ocho a la semana, con eso no tengo derecho a nada, aunque lleve más de un año, da igual”.
Los afters y festivales interminables deberían incluirse en los currículos de cualquiera que quiera trabajar en el salón de eventos donde lo hace María, quién no quiere dar su auténtico nombre por miedo a perder el “empleo”. Esas fiestas demuestran fortaleza, aguante ante el martillo del cansancio, que en esta venta golpea con la fuerza de veinte horas continuas de trabajo. 
A pleno ritmo. Y sin doparse. Aunque esto quizás hubiese sido mejor omitirlo, a veces es mejor no dar ideas…
“Hay gente que se ha mareado, hasta se han visto convulsiones, y yo a esa gente no la he vuelto a ver trabajando”. 
María relata con resignación los maratones a los que se enfrenta cada fin de semana, algunas veces incluso de sesión doble: 
“Hay fines de semana que entro el sábado a las nueve de la mañana, termino sobre las cinco de la madrugada y vuelvo a entrar a las nueve de la mañana del domingo” . 
Cuatro horas para recargar las pilas, de esta manera los adelantos tecnológicos no acabarán con sus puestos de trabajo, ningún robot está funcionando veinte horas a todo gas con solo cuatro de carga. Le petaría el servidor.
Llama la atención qué al Coordinador Nacional de CCOO de la hostelería, el malagueño Gonzalo Fuentes, no le produzca ni una leve sorpresa estas condiciones de trabajo. 
Tras escucharlo suelta un respiro, síntoma de qué lo que va a decir es algo que ya se sabe de memoria, que está cansado de repetir: 
“Lo que me cuentas es un caso claro de explotación laboral. Hay que dejar doce horas de descanso entre un turno y el siguiente. 
Es entendible qué en algunas ocasiones, cuándo la noche se alarga, pues se reduzca este margen a ocho o, quizás, siete horas, pero si se produce continuamente como norma es denunciable ante la inspección de trabajo. Más todavía cuando son solo cuatro”.
Tareas a medias, uno trabaja y otro cobra
En la madrugada del domingo al lunes, en un sobre con su nombre, María recibe 167€. El precio de tres menús, habiendo servido sesenta. 
Ahí va incluida la propina y los dos días de trabajo, que son casi dos días naturales por las cuarenta horas de ambas jornadas. 
Ahora tendrá que pasar un día de convalecencia para recuperarse física y mentalmente del esfuerzo. Los lunes no va a clases, a pesar de que las tiene por la tarde.
Estos camareros y cocineros gastan menos que un coche eléctrico. 78 euros por veinte horas de trabajo, y, además, no tienen ni que parar a repostar: 
“Durante el día no da tiempo a comer, entramos a las nueve y montamos todas las mesas, sillas, centros de mesa y demás. Luego empezamos a servir el almuerzo, después lo limpiamos todo para volver a preparar la cena, y a las una, más o menos, cuando ya se ha servido el postre, podemos sentarnos a cenar”. 
La fascinación que produce en mi rostro esta afirmación propician unos segundos de silencio que le hacen recordar a María lo siguiente: “Bueno, a veces me echo un puñadito de almendras a la boca cuando puedo, entre plato y plato, o alguna gamba a la plancha”. Aunque a ella le suponga un gran alivio ese pequeño piscolabis, Gonzalo Fuentes no piensa lo mismo: 
“El convenio dicta que las jornadas en la hostelería son de ocho horas, dónde se incluyen treinta minutos de descanso, es decir, el trabajo efectivo sería de siete horas y media. 
Además, de la multa que le podrían poner por la vía laboral, ahí también habría daños y perjuicios por esas condiciones tan duras”.
El sindicalista hostelero explica que cualquiera que trabaje en la hostelería debe ganar más de mil euros al mes. Pero a diferencia de la construcción en la época del ladrillo, aquí, a la mano de obra no cualificada no se le está pagando lo que se debe. 
En el caso de María, el sueldo tendría que ser proporcionalmente mayor, debido a que habría que incluir horas extras y nocturnidad: 
“Aquí estamos hablando de un contrato que debería ser fijo discontinúo. En estos tipos de contratos el sueldo por hora es mayor. Además, las horas extraordinarias en la hostelería tienen un 75% de bonificación sobre lo que se cobra en las ordinarias. También hay un plus de 25% por nocturnidad. Todo esto hace que aumente la cotización Seguridad Social”.
La economía fantasma
María desconoce el poder que tiene. Cualquier mañana podría ir a la inspección de trabajo y poner una denuncia anónima. 
A pesar de que hay pocos efectivos, si hay denuncia, los inspectores acabarían presentándose en el lugar de los hechos, asegura el representante hostelero de CCOO. 
Los inspectores no la delatarían, aunque no estarían muy contentos de tener que currar en fin de semana y por la noche. 
Pero es de suponer que este mosqueo lo pagaría el dueño del negocio. Imaginen. Un funcionario teniendo que ir un sábado de madrugada a una fiesta donde no ha sido invitado. 
Después de todas las juergas que se habrá perdido mientras estudiaba para conseguir el puesto que tiene. Si el tipo quiere ir a cuchillo, puede desangrar la cuenta bancaria del hostelero.
A Rajoy y a Fátima Báñez les vendría de lujo poder presumir en sus ruedas de prensa de los cuatro millones de empleos que, según el Instituto de Economía Aplicada de Alemania, forman parte de la economía sumergida española. 
Pero para que sucediese tal cosa, los 943 inspectores de trabajo de los que dispone España, según el Ministerio de Economía, tendrían que ser capaces de encontrar cada uno 4.000 empleos ocultos, además de controlar a los 18,4 millones que sí cotizan a la seguridad social. 
Ni trabajando más horas que María podrían realizar esta tarea.
A Gonzalo Fuentes no le pilla por sorpresa nada de la situación laboral de España: “Es normal que haya tanto paro con las condiciones actuales de trabajo, el caso que me cuentas del salón de eventos es un ejemplo claro. 
Cada empleado trabajando veinte horas al día está haciendo el trabajo de dos personas y media
El dueño podría poner turnos y reducir mínimamente sus beneficios porque estoy seguro que no pierde dinero”. 
Desde la cafetería de un famoso hotel malagueño, donde él trabaja, señala la puerta de entrada al hotel. Haciendo ver que solo allí ya hay dos puestos de trabajo. 
Es cuestión de concienciación. De no querer ahorrarse lo máximo posible, exprimiendo de punta a punta a los trabajadores. Las caras de estos porteros contrastan con la de María en plena hora punta en el salón de eventos. 
En un lado caras de simpatía y amabilidad con los clientes. En el otro, el rostro de una chica que tiene que servir treinta platos a un ritmo de partido de baloncesto sin tiempos muertos. De campo a campo. De un lado a otro.
El dirigente de CCOO lleva razón cuando asegura que el dueño del salón de eventos no perdería dinero si la cobertura se hiciese por turnos. María cuenta que el menú suele rondar los cincuenta euros por pico y que alimentan en torno a 400 pollos por día. 
Por lo 5 tanto, 20.000 euros por comida, que no por evento. Photocall y barra libre aparte. 
Alrededor de 25 o 27.000 euros es la cifra que asegura esta trabajadora que pueden ingresar al día.
Uno trabajando y treinta mirando, o, mejor dicho, pidiendo, bebiendo y comiendo. “Habremos uno sirviendo y uno en la cocina por cada 30 invitados”. Así que, veinticinco “sueldos” son los que desembolsa el empresario. A 78 euros cada uno suponen 1.950 euros, si se suma lo que paga a la Seguridad Social, que no es mucho con el seguro de cuatro horas, se llega, a duras penas y redondeando, al 10% de lo que factura la empresa.
Gonzalo Fuentes afirma que la sanción estaría entre 3.000 y 6.000 euros por cada empleado. Además, habría que sumarle todo lo que se le adeuda por las horas trabajadas y no cobradas al precio que se debía. Más la sanción por tener menores trabajando de noche, que también los hay, asegura María. 
Y eso es un asunto grave, aunque se pueda trabajar desde los 16 años, solo es hasta las diez de la noche y como aprendiz. 
También hay que poner en la calculadora las indemnizaciones por daños y perjuicios a cuenta de las condiciones antes mencionadas. 
El sindicalista se enorgullece de cómo en Sevilla pillaron con el carrito de los helados a un hotelero que tenía al personal asegurado a media jornada, cuando daban el callo las ocho horas. 2,6 millones le costó al empresario la visita del inspector.
Podría ponerle nombre al salón de eventos donde se fustiga a los trabajadores que antes he descrito. 
Podría dar los apellidos de los negreros que azotan con el látigo de la indiferencia y el egoísmo a sus asalariados y que han rechazado participar en este reportaje, pero estaría cargando las culpas y señalando con el dedo a quienes simplemente se aprovechan de la situación que el sistema les ofrece.
Si nos han de robar, 
que sean otros y no los mismos de siempre

Si como votantes, no nos escuchan
como consumidores, lo harán
boicoetemos sus empresas.
Llevamos las de ganar. 

Como acabar con la ESTAFA de las ELÉCTRICAS... de una puta vez pasando de los Vendepatrias del Bipartidismo

Ante el robo continuo y escandaloso por parte de las eléctricas y sus abusos en el recibo de la luz
propongo... 
actuar todos unidos como consumidores
contratando TODOS 
o en su defecto una gran mayoría,
  otra compañia eléctrica que no sea ninguna de estas dos (ENDESA - IBERDROLA) y cambiarnos a otra cualquiera de las muchas ofertas que existen hoy en día.

De tal forma que no les quede otra a las grandes que plegarse a nuestras demandas de una tarifa más justa y mucho más barata
o atenerse a las consecuencias 
de seguir con su estafa.

En nuestra mano está que siga este robo o cortar por lo sano para que no nos sigan mangoneando

ARMAK de ODELOT

Canción del Indignado Global

(solo pá Mentes preclaras 

libres de Polvo y Cargas)

Si me han de matar que sea,
 un Trump que de frente va

  no un Obama traicionero, 

que me venga por detrás.


Éstos del bipartidismo, 

a nadie ya se la dan

Tanto monta, monta tanto,

ser sociata o liberal.


Que harto me tienen sus cuentos, 

de crisis y guerras sin más

Cuando no hay bandera que tape, 

la ansia de un criminal.


Daños colaterales son, 

inocentes masacrar

si lo hiciéramos con ellos, 

no habría ni una guerra más.


Por eso pasa que pasa, 

que nadie se alista ya

a no ser que la CIA pague,
 
como al ISIS del MOSAD


A mí, que nunca me busquen, 

ni me llamen pá luchar.

Que yo no mato por nadie. 

Yo mato por no matar.


La paz de los cementerios 

es la paz del capital

Si soy rojo es porque quiero, 

en vida, vivir en paz.


Hoy tan solo mata el hambre, 

del rico por tener más 

Con el cómplice silencio, 

de toítos los demás.


Que preferimos taparnos, 

los ojos pá no pensar

O mirar pá otro lado, 

pensando que el mal se irá.


Creer que lo que a otro pasa, 

no nos tiene que importar.

Cá palo aguante su vela, 

repetimos sin cesar.


Éste es el mantra egoísta 

que rula por la sociedad

como si lo que le pase a otro, 

no te pueda a tí pasar


Más todo, cuán boomerang vuelve, 

al sitio de donde partió

y tal vez ocupes mañana, 

el sitio que otro dejó.


Mil pobres ceban a un rico, 

otros mil le dan jornal,

y otros cuantos dan su vida 

porque todo siga igual. 


Que no me coman la oreja, 

que no me creo ya ná

de sus guerras, sus estafas, 

ni su calentamiento global


Tan solo vuestras mentiras, 

esconden una verdad

que unos pocos están arriba 

y abajo tós los demás.


Da igual que seas ateo, 

cristiano o musulmán.

Solo los elegidos, 

el paraíso verán.


Hay medios alternativos, 

amarillos muchos más.

Unos más rojos que otros. 

Los menos, de radikal.


Más todos tienen su cosa, 

y a todos hay que hojear

Que comparando se tiene 

opinión más general.


Qué de tó aprende uno. 

Nadie tiene la verdad.

Ser más papista que el Papa, 

no es garantía de ná.


Solo creo en lo que veo, 

díjome santo Tomás, 

que el que a ciegas se conduce, 

no para de tropezar.


Y al enemigo, ni agua, 

ni nunca contemporizar

No dudes, tarde o temprano, 

siempre te la jugará.


No hay que seguir a nadie 

y a todos hay que escuchar.

Si tu conciencia te guía, 

de nada te arrepentirás.


Dá gusto ver a los ricos, 

pegarse por serlo más

mientras en eso se hallen, 

quizás nos dejen en paz.


Si te crees o no sus mentiras, 

a ellos les dá igual.

Con tomarlas por veraces, 

les basta para actuar. 


Que no me cuenten más cuentos, 

que tós me los sé yo ya.

Se demoniza a cualquiera

que no se deje robar.



No basta con ser un santo, 

sino ser de"su santoral"

Como la cojan contigo, 

no te valdrá ni el rezar.


Pensamiento único llaman. 

Anteojeras pá no pensar

más que en la zanahoria. 

El palo irá por detrás.


Si no crees en lo dictado, 

anti-sistema serás

Y por mucho bien que hagas, 

te van a demonizar.


Que no me coman la oreja, 

que a mí, no me la dan.

Que me sé todos sus cuentos 

y también, cada final.


Si de cañon, quieren carne, 

pál matadero llevar

que busquen a otro tonto, 

que este tonto no va más



No se ha visto en tóa la historia, 

otra estafa sin igual.

Que la madre tóas las crisis, 

que creó el capital


Y cuando tan ricamente, 

uno estaba en su sofá

Relajado y a cubierto, 

de inclemencias y demás,


te cortan sin previo aviso

el grifo de tu maná. 


Y te dejan sin tus sueños,
 
sin trabajo y sin hogar


y pá colmo y regodeo 

de propios y extraños, van

y te dicen como aviso

que al rojo no hay que escuchar


que son peores que el lobo,

del cuento y mucho más

y que si vas y los votas

toíto te lo robarán.



Si como votantes, no nos escuchan

como consumidores lo harán.

Boicoetemos sus empresas

Llevamos las de ganar. 


Si no queda más remedio

que dejarnos de robar

que sea otro y no el de siempre

tal vez así, aprenderá


No hay pan pá tanto chorizo,

dicen, cuando lo que sobra es pan.

Lo que no hay es un par de huevos
 
pá que no nos choriceen más.


Resultado de imagen de eladio fernandez refugiados suecia

Ellos tienen de tó

los demás, cuasi-de-ná

mas ellos son cuatro mierdas

y nosotros sémos más.


La próxima revolución 

contra las corporaciones será

y si ésta no se gana 

no habrá ninguna ya más.

Quien sepa entender que entienda

lo que digo es pá mascar

despacio y con buena conciencia.

Mi tiempo no dá... pá más


Armak de Odelot


Dicen: 

No será televisada, 

la próxima revolución.

Más como nadie se fía 

de lo que se nos dice hoy en día,

pasamos los días enteros, 

tumbados en el sofá

delante la caja tonta,

 por no perder el momento
del pase de la procesión 
que tós llevamos por dentro