lunes, 17 de julio de 2017

Voila! Exagente de la CIA asegura: “La Torre 7 del WTC la demolimos nosotros”

Vista aérea del Centro Mundial de ComercioFoto por: WTC, en inglés

Voila! Exagente de la CIA asegura: “La Torre 7 del WTC la demolimos nosotros”

Resultado de imagen de La Torre 7 del WTC falsa bandera
Persisten las dudas sobre lo ocurrido en Nueva York el 11 de septiembre de 2001, con la publicación en EE.UU. de supuestas confesiones de un exagente de la CIA.

Fue una demolición controlada con explosivos típica. 

Usamos materiales compuestos con nanotermita de calidad extra para uso militar. Lo difícil era meter en el edificio miles de kilos de explosivos, mechas y sistemas de encendido sin provocar inquietud”, explica un testigo citado el jueves por el portal Your News Wire.

Resultado de imagen de La Torre 7 del WTC falsa bandera

La página afirma que Malcom Howard, de 79 años de edad, fue agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, en inglés) durante 36 años y en la actualidad ha sido dado de alta de un hospital de Nueva Jersey (noreste de EE.UU.), tras lo cual se habría decidido a confesar su participación en el atentado de bandera falsa que sirvió de justificación a las invasiones por EE.UU. de Afganistán, semanas después, y de Irak, en 2003.

Imagen relacionada

La Torre 7 que se derrumbó el 11-S lo hizo unas 7 horas después de caer a su vez las Torres 2 y 1 (Sur y Norte), en apariencia por el impacto en ellas dos de sendos aviones civiles secuestrados, según el FBI (Buró Federal de Investigaciones, en inglés), por 15 terroristas de Arabia Saudí y 4 de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Egipto y El Líbano de la banda takfirí Al-Qaeda.

Resultado de imagen de La Torre 7 del WTC falsa bandera

De acuerdo con el relato de Howard, su equipo (de cuatro hombres) tenía asignada la tarea de demoler la Torre 7 camuflando el hecho de que se trataba de una demolición, algo que les facilitó la situación, según él, de que “prácticamente todas y cada una de las oficinas de la Torre 7 estaban alquiladas por la CIA, el Servicio Secreto o el Ejército”.

Resultado de imagen de La Torre 7 del WTC falsa bandera

Tras la acción de los explosivos, los restos del edificio, de 47 plantas, fueron derribados por el servicio de bomberos sin que nadie resultara dañado, lo que celebraron los agentes, preocupados aun así por que todo hubiera salido “demasiado redondo”, pudiendo levantar sospechas, en particular después de que la cadena paraestatal británica BBC diera la noticia del derrumbe de la Torre 7 veintitrés minutos antes de que ocurriera.

Imagen relacionada

Ese mismo día, de hecho, apuntó ya que en la caída de las torres debían haber sido empleados explosivos el actual presidente de EE.UU., Donald Trump, entonces constructor con décadas de experiencia con torres de gran altura en la misma Nueva York (noreste).

El autor de las confesiones dice haber aceptado entonces participar en la demolición y haber permanecido en silencio porque, “cuando eres un patriota, no pones en cuestión los motivos de la CIA ni de la Casa Blanca. Asumes que el propósito global obedece a un bien superior”.

Resultado de imagen de La Torre 7 del WTC falsa bandera

Resultado de imagen de La Torre 7 del WTC falsa bandera

Imagen relacionada

Resultado de imagen de La Torre 7 del WTC falsa bandera

Resultado de imagen de La Torre 7 del WTC falsa bandera

11 S, el autoatentado que cambió la historia



“NO SOY UN CONSPIRANOICO 
Más de 6000 compañeros míos en el servicio militar han dado sus vidas. Miles de mis compañeros bomberos y policías que llegaron primero a las torres se han muerto. Somos americanos y MERECEMOS LA VERDAD”
“Este es el edificio 7, un edificio de 47 plantas que se cayó en la tarde del 11 S. 
El gobierno dice que el fuego hizo que se cayera el edificio, sin embargo 1.500 arquitectos e ingenieros concluyeron que fue una demolición controlada” 
Remember Building 7 
Resultado de imagen de La Torre 7 del WTC falsa bandera
En 1898, una explosión en el acorazado Maine en la bahía de La Habana, atribuida a los españoles, desencadenó la intervención norteamericana en la independencia de Cuba. 
Durante casi un siglo, negar la autoría del atentado se ha considerado teoría de la conspiración -nombre que desprestigia las versiones no oficiales- hasta que los archivos secretos del gobierno de EEUU han demostrado que ellos mismos se autoatentaron (250 muertos) para tener una excusa y declarar la guerra a España.
Esta maniobra se llama BANDERAS FALSAS y es una práctica política y militar habitual desde la Edad Media y que nunca ha estado en desuso. Otras famosas son:
  • el incidente de la Bahía de Tonking que fue prefabricado para entrar en la guerra de Vietnam
  • no evitar -pudiendo hacerlo- el ataque de Pearl Harbour, y las 2.500 pérdidas humanas, que desencadenó la intervención estadounidense en la II Guerra Mundial porque necesitaban enfrentarse a Japón
  • el bombardeo del USS Liberty en 1967 que se atribuyó a Egipto y significó un cheque en blanco a Israel en la guerra de los seis días (ver documental The sinking of the USS Liberty)
Existen muchos más ejemplos de autoatentados o banderas falsas comodesencadenantes de guerras, políticas o medidas determinadas o cambio geoestratégico del mundo, pero el más famoso y que cambió el curso de la historia reciente el 9 de septiembre del 2001 es el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York.

(Esquema de la página 3 del periódico en pdf 
El Jaque Mate, el fin de los secretos de estado)
Este suceso responde también a las pautas de LA DOCTRINA DEL SHOCK (ver documental) y la consecución de unos objetivos mediante la ecuación Problema-Reacción-Solución: atentado grave – shock de la población, miedo, deseo de venganza – guerras, pérdida de libertades civiles, mayor control y poder, instauración de una agenda previamente marcada, etc.
A pesar de la propaganda, desinformación y manipulación mediática(muy fácil de ejercer cuando los medios de comunicación son propiedad de muy pocas manos), la versión oficial solo ha convencido a una parte de la sociedad, pero son millones las personas que reclaman la verdad sobre lo sucedido.
Sería cómodo pensar que son solo cuatro frikis conspiranoicos y antipatriotas que dudan de todo, pero el tema cambia cuando las evidencias de datos falsos e irregularidades en los informes son aplastantes y más de 12.000 arquitectos, ingenieros y científicos firman una petición para una nueva investigación de la destrucción de las torres y del Edificio 7 (un edificio con estructura de acero contra el que NO se estrelló ningún avión y que se derrumbó en segundos de manera totalmente simétrica).
Trailer y documental realizado por “Arquitectos e ingenieros por la verdad sobre el 11-S“.


Los medios de comunicación siguen hablando de mentiras conspiratorias (El MundoPúblicoABC) pero las pruebas están ahí (a través de numerosos documentales e investigaciones independientes) para quien quiera acercarse a descubrirlas y juzgar por si mismo.
Las investigaciones cubren todos los momentos de la historia: desde operaciones en las torres días antes, movimientos bursátiles, vigilancia aérea, que tres cadenas como la BBC emitieran el derrumbe de la torre 7 veinte minutos ANTES de que sucediese, las leyes físicas del derrumbamiento de edificios y fundición de los metales (1 y 2), etc. etc. y dejan muy poco margen para la duda y mucho para la indignación, el dolor de enfrentarse con el verdadero rostro de quienes controlan el mundo y el DESPERTAR.


Para conocer otros datos de los sucesos, causas y consecuencias del 11 S adjuntamos el artículo íntegró del periodista Rafael Palacios (páginas 1, 2 y 3 de su periódico gratuito en pdf El Jaque Mate) quien ha investigado el tema durante todos estos años y varios documentales al respecto.
A 10 años de esa tragedia NOS MERECEMOS LA VERDAD…

La verdad sobre el 11-S supera la censura gracias a Internet

En el 2003, el Planeta Tierra vivió uno de sus momentos más mágicos. Millones de personas alrededor del mundo salieron a la calle para protestar ante sus gobiernos contra una guerra que, intuían, se debía a causas económicas y a no la lucha contra el Mal, como les decían sus gobiernos. 
Todo había empezado dos años atrás, el 11 de septiembre del 2001, cuando el país más blindado de la Tierra fue atacado por unos terroristas. 
Había nacido la teoría de la conspiración musulmana. Ayudados por la extensión de Internet, que salvaba la censura de la información, muchos intuyeron que les estaban engañando, que había algo más que un peligroso sátrapa supuestamente relacionado con el atentado del 11-S y después, con las armas de destrucción masiva.
Pero la enorme maquinaria de propaganda y desinformación que se había puesto en marcha el 11 de septiembre del 2001 siguió su curso y una nueva guerra se montó en Oriente Medio. 
Viendo que los medios de comunicación masivos, unánimemente y en todo el Planeta, se negaban a informar de cualquier dato que cuestionara la versión oficial, la red se puso a trabajar de firme para encontrar la verdad sobre el hecho que había lanzado esta cruzada contra el mundo musulmán.
¿Cómo es posible que dos aviones hubieran burlado los controles de seguridad de la primera potencia del mundo? ¿es que tanto el Pentágono como Nueva York estaban desprotegidos por completo?
Uniendo las informaciones inconexas, que los propios medios de comunicación habían filtrado durante los días posteriores al atentado, se pudo ir recomponiendo la verdad. Aportaciones de personas anónimas de diferentes lugares del planeta (sin derechos de autor) fueron componiendo la realidad de lo que sucedió.

Aquel día 11 de septiembre, los servicios de seguridad aérea –del NORAD (aviación militar), del Pentágono, de la CIA y de aviación civil– con sus respectivos radares y sus enormes protocolos de seguridad, vivieron una increíble casualidad: dejaron de funcionar durante unas horas
Los aviones, que volaban desde Boston a California, se desviaron dos horas de su ruta sin que los servicios de seguridad de cada una de las bases militares que protegen las ciudades de Nueva York y Washington, actuaran. ¿Qué ocurrió? ¿hubo una negligencia o una connivencia?
Curiosamente, aquel día se celebraban cuatro ejercicios militares en los que se simulaban otros tantos secuestros de aviones por parte de grupos terroristas.

La verdad sobre el 11-S sale a la luz

Curiosamente, el 11 de septiembre de 2001, se celebraban cuatro ejercicios militares en los que se simulaban otros tantos secuestros de aviones por parte de grupos terroristas. 
Es pues plausible que las personas encargadas de ordenar la interceptación recibieran la orden de dejarlos pasar bajo el argumento de que eran unos ejercicios militares.
Sorprendentemente, el 7 de julio de 2005 en Londres y el 9 de marzo de 2004 en Madrid también se vivieron sendos ejercicios de simulación de atentados. 
Igualmente, unas semanas antes del fatídico día, todos los mecanismos de control de emergencias estadounidenses (en manos de los jefes de los distintos ejércitos; tierra, mar y aire para que, en caso de que uno fallara, otro tomara el mando) se habían unificado en una sola persona: el vicepresidente y jefe del Consejo de Seguridad Nacional,Dick Cheney. Así pues, la persona que dio la orden de no actuar a los servicios de interceptación fue el entonces vicepresidente estadounidense.
La mayoría de las personas que salieron a la calle aquellos días del 2003 no podían asumir que un gobierno pudiera matar a sus propios ciudadanos para organizar una guerra pero, como veremos en el artículo sobre Banderas Falsas esto ha sido algo bastante habitual a lo largo de la historia
Tanto es así, que el pueblo norteamericano no se movilizó para detener una invasión, la de Afganistán, fundamentada en el el uso de una prenda de ropa (el burka) por parte de las mujeres afganas y en el propio ataque del 11-S, una conexión que jamás se ha podido establecer en un tribunal. 
De hecho, a día de hoy, Osama Bin Laden ni siquiera figura entre los buscados por el 11-S. No existen pruebas que le incriminen, como tampoco en los atentados de Madrid o los de Londres.
El cineasta Michael Moore ya abundó en las estrechas relaciones entre las familias Bin Laden y Bush en su aclamada película sobre el 11-S pero se le olvidó mencionar que, según reconoció el ex ministro de Asuntos Exteriores británico, Robin Cook (muerto de un cáncer fulminante, al igual que los otros dos ministros ingleses que se opusieron a la guerra) había aclarado que la expresión Al Qaeda significa La Base en castellano.
Y era, ni más ni menos, que la base de datos que la CIA desarrolló para manejar a los guerrilleros musulmanes (mujaidines) que entrenó en Afganistán para combatir a los soviéticos y posteriormente envió a Bosnia y a Kosovo. 
Es decir, que todos esos hombres que más tarde convirtieron en terroristas estaban bajo las órdenes de los servicios secretos estadounidenses.
También se olvidó de mencionar el citado cineasta que a finales del siglo XX, un grupo de influyentes personalidades tales como Donald Rumsfeld, Richard Perle, Paul Wolfowitz y Dick Cheney se reunieron para analizar el mundo tras la caída del enemigo comunista en un grupo denominado PNAC (Plan for a New American Century, Plan para el Nuevo Siglo Americano).
En las conversaciones mantenidas por expertos de todos los ramos decidieron que la carestía del petróleo era el problema más importante que afrontaría EEUU
“Lamentablemente, el petróleo no está en países democráticos por lo que habría que proceder a la democratización de esos países reordenando el mapa de la región”.
Para poder lanzar esa operación, haría falta un desencadenante, un ataque que hiciera que el pueblo norteamericano accediera a enviar a sus hijos a la guerra.
Ese desencadenante fue llamado Un Nuevo Pearl Harbour y figura en los documentos del citado PNAC (al que se adhirió el ex presidente español José María Aznar hace pocos años). 
Todo indica que ese Nuevo Pearl Harbour fue el ataque del 11 de septiembre pues, como luego citamos, gran número de personas anticiparon este ataque.
El periodista francés Thierry Meyssan, fundador de la web Red Voltaire, fue el primero en el mundo que se atrevió a desafiar la verdad oficial, sostenida sobre la machacona repetición de los aviones estrellándose contra las torres. 
El fue el pionero en analizar el agujero dejado por el supuesto avión estrellado contra el Pentágono y la ausencia de restos del fuselaje en los alrededores.
A día de hoy, y aunque en el 2007 apareció una grabación de las cámaras adyacentes que supuestamente iba a mostrar la aeronave impactando contra el Pentágono, nadie ha visto lo que supuestamente se estrelló contra este edificio. 
Todas las apuestas coinciden en que lo más probable es que fuera un misil lo que impactara contra el corazón de la seguridad de los EEUU.
Los ingenieros, arquitectos y expertos en demoliciones de diferentes países que no están bajo control gubernamental convienen en una cosa:el fuego del carburante de los aviones no pudo causar el desplome de las torres pues el acero funde a una temperatura mucho más alta que el fuego originado. Y la prueba más fehaciente es el edificio Windsor, en Madrid, que ardió durante toda una noche y, a la mañana siguiente, su estructura de acero permanecía en pié. Para demoler ese edificio hacían falta explosivos.
Por el contrario, las Torres Gemelas apenas vivieron unos pequeños incendios en unos pocos pisos de la mitad superior del edificio durante unos pocos minutos que llevaron a su derrumbamiento en siete segundos, es decir, en caída libre. Eso quiere decir que no hubo obstáculo para el derrumbe de los decenas de pisos que componían el edificio ni las más de 200 columnas de acero que componían su estructura y que habían sido construidas, precisamente, para que el impacto de un avión no pudiera derribarlas, como reconoció el arquitecto que las diseñó.
Las decenas de testimonios de bomberos, personal del WTC, como William Rodríguez, y testigos que afirmaban haber oído explosiones antes de que cayeran, y que aparecieron en los medios de comunicación,fueron censurados después, para apoyar la versión oficial de que las torres cayeron por el impacto de los aviones.
Más ayudará a saber lo que realmente ocurrió si conocemos que Marvin Bush, hermano de George Bush, era el jefe del servicio de seguridad del complejo World Trade Center. 
Que su primo Alexander Walker era el director de la empresa Securacom, que llevaba la seguridad de las torres y que la semana antes del atentado, los perros que rastrean explosivos dejaron de trabajar y que hubo apagones en el edificio, según la versión recogida por un trabajador, “para instalar la fibra óptica”.
El propietario de todo el complejo del World Trade Center, Larry Silverstein, había asegurado las torres contra ataques terroristas unas semanas antes, razón por la cual, ganó unas escalofriantes cifras a cuenta del atentado. 
El propio Silverstein reconoció ante las cámaras de televisión sobre el edificio 7 que “nos habían dicho que había peligro de que colapsara, así que decidimos demolerlo”. 
El edificio 7 cayó exactamente igual que las otras dos torres. Así que, si una fue demolida, las otras dos, también…
Silverstein no fue el único que tenía información privilegiada sobre lo que iba a ocurrir. 
Al igual que sucedería el 7-J de 2005 en Londres y el 11-M de 2004 en Madrid, hubo un inusual movimiento de acciones en las bolsas de esas ciudades que cristalizaron en el delito de iniciado, es decir, gente que vende acciones un poquito antes de que ocurra un suceso catastrófico y compran cuando han bajado a consecuencia de ese hecho.
Seguir la pista del dinero es, sin duda, la forma más segura de llegar al inspirador del atentado. En este caso, se conoce que el terrorista Mohamed Atta (cuyo rostro no corresponde con la foto oficial) había recibido una fuerte suma por parte de los servicios secretos paquistaníes (ISI), ligados a los israelíes y norteamericanos, unos días antes del atentado.
Ninguna de estas pistas fue seguida por la comisión que investigó el atentado. Jerome Kerviel, el broker acusado de una gigantesca estafa mientras trabajaba para el gigante bancario francés, Societé Generale, confesó en febrero de 2009 que su empresa había hecho “pingües beneficios” el 11 de septiembre de 2001 y el 7 de julio del 2005. Una pista que hoy se está siguiendo.
Tampoco se investigó ni juzgó a los 60 israelíes detenidos espiando en Estados Unidos, según informó la cadena Fox TV (disfrazados de becarios como Mónica Lewinski), al igual que un grupo de estudiantes israelíes a los que se observó grabando la caída de las torres al otro lado del Puente de Brooklyn, mientras aplaudían y se abrazaban. 
O que las empresas que gestionaban los servicios informáticos y de telecomunicaciones de todo el aparato gubernamental estadounidense fueran de nacionalidad israelita.
Una comunicación de la NSA días antes del atentado advertía del peligro de la empresa Amdocs, ligada al gobierno israelí y que controlaba la práctica totalidad de las comunicaciones gubernamentales norteamericanas: 
“no se puede hacer una llamada en Estados Unidos sin que quede registrado en los archivos de Amdocs”.
En 1999, la propia NSA advertía de que las comunicaciones de las Naciones Unidas eran grabadas por esta empresa. El 10 de septiembre de 2001, el Wahington Post advertía: 
“Israel tiene poder para atacar a fuerzas norteamericanas y hacer creer que han sido árabes”, así como: “el Mossad se ha infiltrado en casi todas las organizaciones musulmanas”.
El 12 de septiembre de 2001, el investigador Christopher Bollyn escribía en el Jerusalem Post que Israel tenía conocimiento de que 400 israelíes trabajaban en el World Trade Center pero tan sólo uno había muerto
Dos trabajadores de la empresa de mensajería instantánea Odigo, también israelí, recibieron varios mensajes advirtiendo del ataque dos horas antes de que ocurriera, pero no se lo contaron a las autoridades, según publicó el propio Jerusalem Post. 
Odigo tiene un programa que pone en contacto a personas con características comunes, como puede ser la religión o la nacionalidad. La sede de Odigo es una pequeña ciudad de Israel llamada Herzliya, donde se encuentran los cuarteles del Mossad. Los servicios de espionaje israelíes participan en el accionariado de numerosas empresas de software a través de compañías como Veritas, Cedar o Stageone. 
La seguridad del aeropuerto de Boston, de donde salieron los aviones, también era asunto de una compañía israelita, ICTS.
La evidencia de que gran parte de lo neocons tienen pasaporte israeliconfirma la sospecha de que el país más interesado en organizar una guerra en Oriente Próximo es Israel, máximo receptor además de ayuda norteamericana. Israel es una excepción en el ordenamiento norteamericano: sus ciudadanos son los únicos con derecho a la doble nacionalidad y, por tanto, a votar en ambos países. 
El hecho de que entre los neocons (seguidores de las teorías de Strauss sobre la revolución continua y la necesidad de provocar acontecimientos) se encuentre un gran número de israelíes es crucial para saber quién llevó a cabo el 11-S.
Neocons con pasaporte israelí:
  • Richard Perle. con el sobrenombre de Príncipe de las Tinieblas, es el jefe del grupo de expertos Defense Policy Board, Washington DC, que diseñó la guerra de Irak. Trabaja codo con codo con Henry Kissinger, de origen judío alemán, ligado a Rockefeller.
  • Paul Wolfowitz, fue adjunto al ministro de defensa Donald Rumsfeld, antes de acceder a la jefatura del Banco Mundial.
  • Michael Chertoff, hijo de un rabino, jefe del servicio de emergencias FEMA que tomaría el poder en caso de catástrofe climatológica o Elliot Abrams, Donald Kagan, Douglas Feith, Don Zakheim, Richard Haas, Ketih Adelman, Steve Goldsmith, Robert Satloff, David Frum, Marc Grossman, David Wurmser (ver vídeo Missing Links).

DIEZ EVIDENCIAS DEMOLEDORAS

(Pinchar las imágenes 2 veces para ampliarlas)
La caída de las Torres Gemelas muestra todas las características de una demolición por explosivos (incluso algunas no habituales en demoliciones normales). Además no hay precedente ni casos posteriores en los que edificios con estructura de acero de gran altura hayan colapsado por incendio. La Torre Winsor de Madrid es un buen ejemplo.
  1. Destrucción y derrumbe con aceleración de caída libre.
  2. Simetría casi perfecta en la distribución de escombros.
  3. Inicio muy rápido de la destrucción.
  4. Más de 100 explosiones detectadas durante los derrumbes.
  5. Varias toneladas de acero expulsado lateralmente hasta 180 metros y 97 km/h.
  6. Enorme volumen de nubes piroclásticas.
  7. Escombros homogéneos, sin rastro de los pisos aplastados. Pulverización del hormigón.
  8. Explosiones sucesivas observables entre 20 y 40 pisos por debajo de la línea de demolición.
  9. Destrucción total de la construcción: desmembramiento de la estructura de acero.
  10. Varias toneladas de hierro fundido encontradas en los tres rascacielos. Restos de thermite, explosivo incendiario que funde el acero.

Hechos que hacen necesario cuestionar la ‘versión oficial’

La presidenta de la asociación de víctimas del 11-S fue una catalana llamada Alicia Esteve, que con el nombre de Tania Head se había hecho pasar por una trabajadora de las Torres. Como quedó demostrado, Alicia jamás trabajó allí.
El agente del FBI Kenneth Williams advirtió en un informe elaborado en julio del 2001 de las intenciones de Al Qaeda. Su conocido informe Phoenix fue sistemáticamente obviado. Pese a que advertía que tanto el Pentágono como el WTC podían ser los blancos elegidos.
La CBS aseguró que en agosto de 2001, George Tenet, director de la CIA, había avisado al presidente Bush de los inminentes atentados. Coleen Rowley, agente del FBI en Minneapolis, también afirmó que se conocían los planes de los terroristas pero así y todo no se hizo nada por detenerlos.
El primer ministro Israelí, Ariel Sharon también fue advertido de que no viajara a Nueva York ese día por el servicio de seguridad Israelí, según el diario Yadiot Ahranot.
Muchos de los trabajadores de Odigo, empresa Israelí –cuya sede estaba en World Trade Center– fueron advertidos de los inminentes ataques a través de radio mensajes.
La base aérea de Wright Patterson también estuvo en alerta desde horas antes. El periodista Gordon Thomas confirmó que la CIA había sido notificada por el servicio secreto israelí de que aviones comerciales suicidas podrían impactar contra los emblemas de Norteamérica.
El alcalde de San Francisco, Willie Brown, también fue advertido. Lo mismo el escritor Salman Rushdie.
En el Pentágono, donde se produciría el tercer atentado, se citó ese día a un nutrido grupo de periodistas. Y, por razones que jamas se esclarecieron, se canceló aquella convocatoria que estaba preparada para la misma mañana de los hechos, en el preciso lugar donde habría de impactar el dudosísimo Boeing.
El 10 de septiembre de 2001, Tom Kemey, director del FEMA, fue impelido por sus superiores a que tomara puesto con su gente en Nueva York. En agosto de 2001, otra casualidad. Un ex teniente de marina es detenido y declara sin ambages trabajar como agente secreto.
Delmart Edward Vreeland avisaba –con absoluta precisión de detalles– de un inminente atentado en Nueva York .
El banquero Richard Dennison también denunció sus novedades al FBI en agosto de 2001. Y, según anticipó, aquellos terroristas tenían planeado secuestrar aviones para su horrendo crimen.
El presidente egipcio Hosni Mubarak también disponía de información al respecto –en virtud de sus servicios de inteligencia, que parecen funcionar mejor que los estadounidenses– de un atentado el 11 de septiembre.
Desde Alemania también informaron al FBI e indicaron con detalle que el blanco era el propio WTC. En junio de 2000 una empresa de paginas web, Verisign, tuvo 17 solicitudes sospechosas para registrar dominios punto.com en la red. Algunos de sus nombres lo dicen todo: august11horror, terrorattack2001, woldtradecenterbombs, newyorattack299, attackamerica, terrorattack2001…
El 7 de septiembre, George Schultz –ex secretario de Estado– también recibió la mala nueva por anticipado. Así lo dijo al diario San Francisco Chronicle.
El 10 de septiembre el juez antiterrorista de Francia Jean-Louis Brugiere también advirtió a los Estados Unidos de los inminentes ataques al World Trade Center.
Y he aquí lo más curioso: meses antes del 11-S, fue hecha una simulación en maqueta del ataque al Pentágono. Finalmente, por alguna extraña razón, las Torres Gemelas estaban a sólo un 20% de ocupación aquel fatídico día, lo que evitó que la masacre llegara a mayores.
Por eso, tal vez, Echelon –un sofisticado sistema de espionaje– que capta más de 50 millones de mensajes (informáticos o telefónicos) en el mundo cada día, no detectó nada. Salvo unas comunicaciones que dio a conocer la NSA (Agencia Nacional de Seguridad) Y decían: “mañana es la hora cero” y “el partido está por comenzar”.
Los terroristas no sólo consiguieron evadirse a pesar de estas informaciones (por negligencia o inteligencia del Estado) sino que pasaron armas blancas –según la versión oficial–, validaron sus pasaportes –a los que nadie negó el sello, pese a figurar en listas del FBI– y acto seguido, se hicieron con el control de los aviones. El resultado ya lo tenemos grabado en la memoria.

DOCUMENTALES QUE CUESTIONAN LA VERSIÓN OFICIAL DEL 11 S

LOS ESLABONES PERDIDOS DEL 11 S (2 partes)


LA VERDAD SOBRE EL 11 S (Conferencia de Diana Castillo deInvestigar 11-S en el congreso Ciencia y Espíritu II)


LOOSE CHANGE, An American Coup (web
http://video.google.com/videoplay?docid=-8646471539397446800
LOS MISTERIOS DEL 11 S (fragmentos y versión completa)
http://www.dailymotion.com/video/x1b2mkhttp://video.google.com/videoplay?docid=5816610253571876313
SEPTEMBER CLUES (8 partes)


ZERO, 10 partes


Más vídeos en Liberación Ahora
INFO SOBRE EL 11 S no oficial

domingo, 16 de julio de 2017

Salarios y trabajos 'miserables', la consecuencia nefasta de una política austericida y neoliberal

Salarios y trabajos 'miserables', la consecuencia nefasta de una política austericida y neoliberal

Cuando la Reserva Federal (Fed) debatía hace más de un año si era el momento de subir los tipos de interés, una de las razones que esgrimía para no hacerlo era la debilidad que estaba experimentando el crecimiento de los salarios, un indicador macro importante para la entidad y que no conseguía repuntar, a pesar de que el desempleo ya rozaba mínimos históricos en aquel momento. 

Ahora, Mario Draghi y el consejo de gobierno del Banco Central Europeo -BCE- parecen estar pasando por la misma encrucijada: en las actas de la última reunión del organismo se muestra que hubo un debate sobre los efectos nefastos de los bajos sueldos en la inflación de la eurozona. 

Según la entidad, este es uno de los pesos que está impidiendo que el índice de precios repunte en Europa. "Se han mantenido bajos, y seguirán siendo moderados en el horizonte más cercano", explicaban y, para ellos, la causa de esta falta de impulso se explicaba por "factores estructurales, como las reformas laborales implantadas en el pasado", reformas como la que se puso en marcha en España en el año 2012 por el gobierno neoliberal y corrupto de Rajoy y que han copiado Hollande y Macron, según los preceptos emanados de la troika de la UE, BCE, FMI y el Consejo de ministros de Europa que dirige Alemania desde siempre según su propio interés.
Apenas cinco días después de publicarse estas actas, Janet Yellen, presidenta de la Fed, lanzó un mensaje en el Congreso estadounidense que parecía alertar del riesgo de extinción de la clase media: 
"Los salarios y los trabajos de las familias de clase media han ido perdiendo peso y disminuyendo sus oportunidades. 
Los salarios de la clase media han sufrido una presión a la baja, por una lado el cambio tecnológico ha eliminado puestos de trabajo y la globalización ha reforzado el impacto de la tecnología", destacó Yellen.
A diferencia de Draghi, la estadounidense sí señala a la transformación que está viviendo el mundo, gracias a los avances tecnológicos, como el responsable de que los sueldos no avancen. 
En la eurozona, el avance de los salarios es preocupante, avanzando en el primer trimestre de 2017 al 1,69 por ciento interanual. 
Estos no crecen a un ritmo medio superior al 2 por ciento desde hace seis años, y parece que el avance de casi el 4 por ciento en 2008, máximos desde que Bloomberg recoge datos, es ya historia.
Ahora, Los Miserables, los ciudadanos que han sufrido en sus carnes los efectos de la revolución tecnológica, en forma de precarización de los salarios, son una amenaza para el avance de la inflación, y para la subida de tipos del BCE que, según los indicadores de Bloomberg, se prepara para el próximo mes de junio del año 2018.
El nuevo modelo económico
La tecnología parece ser la principal responsable de esta situación, teniendo en cuenta que también ha interconectado al planeta, propiciando una globalización que obliga al mundo entero a competir entre sí. 
La fuerte competencia es una de las claves, según Víctor Alvargonzález, analista de mercado: "Estamos en un mundo muy diferente al que había hace no demasiados años. 
Todo el mundo compite contra todo el mundo, también de forma local, y en Europa, con la elevada tasa de paro, sobre todo juvenil, es difícil que suban los salarios".
El experto explica que, más que reformas laborales, como destaca el BCE, "lo que está ocurriendo es un cambio en el modelo económico. Estamos en una revolución industrial, que ahora se ha llamado digital, pero es una auténtica revolución industrial". Este hito está haciendo mutar el sistema económico, una historia que se repite siglos después. 
La Revolución Industrial del siglo XVIII tardó décadas en notarse, y hoy, ya han pasado más de 30 años desde el primer registro de un dominio puntocom, con todo lo que eso ha supuesto para la economía global, cuyos efectos parece que empiezan a sentirse ahora con fuerza en la economía.
Alvargonzález explica cómo "los cambios que estamos viviendo son estructurales y a muy largo plazo. No todos los cambios de modelo son desinflacionistas, pero este, concretamente, lo es, como también lo fue el modelo de producción de Henry Ford a principios del siglo XX... etc". 
Aerolíneas de bajo coste, comida de bajo coste, información de bajo coste en la red, teléfonos móviles de bajo coste con más tecnología que la que llevó al hombre a la luna hace menos de un siglo... Robots que prometen abaratar los costes para las compañías... Se mire donde se mire, los productos desinflacionistas nos rodean.
En esta opinión también coincide Daniel Lacalle, economista jefe de Tressis, quien explica que "las empresas como Amazon, Netflix... presentan tecnologías desinflacionistas, y hay una divergencia entre las expectativas inflacionistas y el propio negocio de estas firmas, que es todo lo contrario".
Mientras todo esto ocurre, y hasta la comparecencia de Yellen la semana pasada en el congreso, los principales bancos centrales del mundo se han mantenido al margen de los efectos de la tecnología en los indicadores de precios. 
Alvargonzález destaca cómo "uno de los peligros, que está pasando, es que los bancos centrales no parecen ser conscientes de la magnitud del cambio, y de cuál es la causa. No les veo hablar del comercio electrónico, de la tecnología... siguen con parámetros clásicos, y eso es un peligro, ya que toman decisiones sin tener en cuenta uno de los factores más importantes de la economía actual".
Tan importante es, que el experto lo señala como uno de los catalizadores que ha influido en la política en los últimos años: "Trump ganó en EEUU porque los obreros de las fábricas no ven subir su capacidad adquisitiva desde hace décadas", informa El Economista.
Los 57 millones de euros que el pacto político con que se inició la actual legislatura en Catalunya destinó específicamente a suavizar las listas de espera quirúrgicas y diagnósticas que acumulan los hospitales públicos –capítulo de máxima carga política– han destapado una paradoja inesperada, que mantiene en creciente tensión e inquietud a los centros. 
La partida económica llegó a la Conselleria de Salut el pasado marzo, cuando se aprobaron los presupuestos de la Generalitat, y, en pocos días, este departamento difundió entre los 64 hospitales públicos el plan de choque que debía reducir sustancialmente, antes de fin de año, todas las esperas programadas.
Las sectas religiosas se han ahorrado más de 45 millones de euros por no pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en la ciudad de Madrid entre 2007 y 2015. Según la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, los bienes inmuebles de las Iglesia Católica y de las demás sectas mafiosas que se esconden tras creencias anticientíficas y demostradamente criminales están exentas de pagar el IBI. Solo en 2015, esta exención le costó al Ayuntamiento de Madrid más de 6 millones de euros por las 1.708 propiedades de las entidades religiosas, en su mayoría de la Iglesia Católica vaticana, confirman fuentes del consistorio.
Después de tres ejercicios en que los pensionistas han mantenido mal que bien su poder adquisitivo gracias a la estabilidad de los precios, su situación económica en 2017 va a empeorar notablemente. 
Si se cumplen las últimas previsiones de los expertos, la inflación media rondará este año el 2%, ocho veces más de lo que aumentaron las pensiones en aplicación de la rebaja aprobada en 2013 por el gobierno corrupto de ladrones de Rajoy. 
Si nos han de robar, 
que sean otros y no los mismos de siempre

Si como votantes, no nos escuchan
como consumidores, lo harán
boicoetemos sus empresas.
Llevamos las de ganar. 

Como acabar con la ESTAFA de las ELÉCTRICAS... de una puta vez pasando de los Vendepatrias del Bipartidismo

Ante el robo continuo y escandaloso por parte de las eléctricas y sus abusos en el recibo de la luz
propongo... 
actuar todos unidos como consumidores
contratando TODOS 
o en su defecto una gran mayoría,
  otra compañia eléctrica que no sea ninguna de estas dos (ENDESA - IBERDROLA) y cambiarnos a otra cualquiera de las muchas ofertas que existen hoy en día.

De tal forma que no les quede otra a las grandes que plegarse a nuestras demandas de una tarifa más justa y mucho más barata
o atenerse a las consecuencias 
de seguir con su estafa.

En nuestra mano está que siga este robo o cortar por lo sano para que no nos sigan mangoneando

ARMAK de ODELOT

Canción del Indignado Global

(solo pá Mentes preclaras 

libres de Polvo y Cargas)

Si me han de matar que sea,
 un Trump que de frente va

  no un Obama traicionero, 

que me venga por detrás.


Éstos del bipartidismo, 

a nadie ya se la dan

Tanto monta, monta tanto,

ser sociata o liberal.


Que harto me tienen sus cuentos, 

de crisis y guerras sin más

Cuando no hay bandera que tape, 

la ansia de un criminal.


Daños colaterales son, 

inocentes masacrar

si lo hiciéramos con ellos, 

no habría ni una guerra más.


Por eso pasa que pasa, 

que nadie se alista ya

a no ser que la CIA pague,
 
como al ISIS del MOSAD


A mí, que nunca me busquen, 

ni me llamen pá luchar.

Que yo no mato por nadie. 

Yo mato por no matar.


La paz de los cementerios 

es la paz del capital

Si soy rojo es porque quiero, 

en vida, vivir en paz.


Hoy tan solo mata el hambre, 

del rico por tener más 

Con el cómplice silencio, 

de toítos los demás.


Que preferimos taparnos, 

los ojos pá no pensar

O mirar pá otro lado, 

pensando que el mal se irá.


Creer que lo que a otro pasa, 

no nos tiene que importar.

Cá palo aguante su vela, 

repetimos sin cesar.


Éste es el mantra egoísta 

que rula por la sociedad

como si lo que le pase a otro, 

no te pueda a tí pasar


Más todo, cuán boomerang vuelve, 

al sitio de donde partió

y tal vez ocupes mañana, 

el sitio que otro dejó.


Mil pobres ceban a un rico, 

otros mil le dan jornal,

y otros cuantos dan su vida 

porque todo siga igual. 


Que no me coman la oreja, 

que no me creo ya ná

de sus guerras, sus estafas, 

ni su calentamiento global


Tan solo vuestras mentiras, 

esconden una verdad

que unos pocos están arriba 

y abajo tós los demás.


Da igual que seas ateo, 

cristiano o musulmán.

Solo los elegidos, 

el paraíso verán.


Hay medios alternativos, 

amarillos muchos más.

Unos más rojos que otros. 

Los menos, de radikal.


Más todos tienen su cosa, 

y a todos hay que hojear

Que comparando se tiene 

opinión más general.


Qué de tó aprende uno. 

Nadie tiene la verdad.

Ser más papista que el Papa, 

no es garantía de ná.


Solo creo en lo que veo, 

díjome santo Tomás, 

que el que a ciegas se conduce, 

no para de tropezar.


Y al enemigo, ni agua, 

ni nunca contemporizar

No dudes, tarde o temprano, 

siempre te la jugará.


No hay que seguir a nadie 

y a todos hay que escuchar.

Si tu conciencia te guía, 

de nada te arrepentirás.


Dá gusto ver a los ricos, 

pegarse por serlo más

mientras en eso se hallen, 

quizás nos dejen en paz.


Si te crees o no sus mentiras, 

a ellos les dá igual.

Con tomarlas por veraces, 

les basta para actuar. 


Que no me cuenten más cuentos, 

que tós me los sé yo ya.

Se demoniza a cualquiera

que no se deje robar.



No basta con ser un santo, 

sino ser de"su santoral"

Como la cojan contigo, 

no te valdrá ni el rezar.


Pensamiento único llaman. 

Anteojeras pá no pensar

más que en la zanahoria. 

El palo irá por detrás.


Si no crees en lo dictado, 

anti-sistema serás

Y por mucho bien que hagas, 

te van a demonizar.


Que no me coman la oreja, 

que a mí, no me la dan.

Que me sé todos sus cuentos 

y también, cada final.


Si de cañon, quieren carne, 

pál matadero llevar

que busquen a otro tonto, 

que este tonto no va más



No se ha visto en tóa la historia, 

otra estafa sin igual.

Que la madre tóas las crisis, 

que creó el capital


Y cuando tan ricamente, 

uno estaba en su sofá

Relajado y a cubierto, 

de inclemencias y demás,


te cortan sin previo aviso

el grifo de tu maná. 


Y te dejan sin tus sueños,
 
sin trabajo y sin hogar


y pá colmo y regodeo 

de propios y extraños, van

y te dicen como aviso

que al rojo no hay que escuchar


que son peores que el lobo,

del cuento y mucho más

y que si vas y los votas

toíto te lo robarán.



Si como votantes, no nos escuchan

como consumidores lo harán.

Boicoetemos sus empresas

Llevamos las de ganar. 


Si no queda más remedio

que dejarnos de robar

que sea otro y no el de siempre

tal vez así, aprenderá


No hay pan pá tanto chorizo,

dicen, cuando lo que sobra es pan.

Lo que no hay es un par de huevos
 
pá que no nos choriceen más.


Resultado de imagen de eladio fernandez refugiados suecia

Ellos tienen de tó

los demás, cuasi-de-ná

mas ellos son cuatro mierdas

y nosotros sémos más.


La próxima revolución 

contra las corporaciones será

y si ésta no se gana 

no habrá ninguna ya más.

Quien sepa entender que entienda

lo que digo es pá mascar

despacio y con buena conciencia.

Mi tiempo no dá... pá más


Armak de Odelot


Dicen: 

No será televisada, 

la próxima revolución.

Más como nadie se fía 

de lo que se nos dice hoy en día,

pasamos los días enteros, 

tumbados en el sofá

delante la caja tonta,

 por no perder el momento
del pase de la procesión 
que tós llevamos por dentro